Lucas Gattoni, el cordobés que “letrea” cómics LGBTQ para Estados Unidos

Lucas Gattoni letrista de cómics LGBTQ para Estados Unidos

Fotografia Jose Gabriel Hernandez
Lucas Gattoni letrista de cómics LGBTQ para Estados Unidos Fotografia Jose Gabriel Hernandez

Desde barrio General Paz y con orgullo identitario, el cordobés trabaja en historietas de emblemas como Dark Horse y Heavy Metal.

Quienquiera que haya sido lector de historietas, sobre todo anglosajonas, tendrá en mente el famoso recuadro introductorio (por lo general situado en las primeras páginas) que presenta al staff detrás del cómic. La alineación es fija como la de un equipo de fútbol o una banda de rock: guionista, ilustrador, entintador, colorista y… letrista, el rol más raro por su segundo plano.

¿Qué hace un letrista? ¿Por qué su nombre aparece al último? ¿Cuál es su injerencia creativa? Desde barrio General Paz, Lucas Gattoni (42) viene ejerciendo esa tarea con profesionalismo de fan para sellos destacados del medio: además de haber trabajado para la local Ovni Press (donde letreó ejemplares de BatmanSpider-Man Flash) colabora de manera reciente para el emblemático sello estadounidense Dark Horse.

"Liebestrasse", otro de los trabajados reconocidos de Lucas Gattoni. (Gentileza Lucas Gattoni)
«Liebestrasse», otro de los trabajados reconocidos de Lucas Gattoni. (Gentileza Lucas Gattoni)

El orgullo de Gattoni es doble, porque así como representa con presteza tipográfica al gremio de los rotuladores, el cordobés milita su arte como parte de la comunidad LGBTQ. El cómic que rotula para Dark Horse, Killer Queens, cuenta con autores de género diverso (está escrito por David M. Booher, dibujado por Claudia Balboni y coloreado por Harry Saxon) y sus personajes son dos gais exasesinos a sueldo que se pasan a la labor humanitaria en un contexto de aventura espacial. “Es un cómic divertido con láseres, tiros y naves que homenajea a viejas historietas de los ‘40 y ‘50”, cuenta.

Lucas Gattoni dice que el mundo del cómic está permeado por la diversidad de género. (Gentileza Lucas Gattoni)
Lucas Gattoni dice que el mundo del cómic está permeado por la diversidad de género. (Gentileza Lucas Gattoni)

“Mi tarea fue investigar, elegir una tipografía que no se vea tan moderna, usar pinceles especiales para los globos, que están hechos a mano, usar también onomatopeyas como las de antes, bien vistosas. Cerrar la estética para que realmente tenga esa imagen retro”, añade.

Y luego puntualiza: “Lo que hago en español se llama rotulado o letreado. Básicamente es el último eslabón de la cadena artística de la producción de un cómic, siempre teniendo en cuenta el modelo estadounidense de división del trabajo. Me encargo de los diálogos, de los recuadros con explicaciones, también de todo lo que son las onomatopeyas. Obviamente el perfil de un rotulador es mucho más bajo que el de un artista o un escritor, que son las estrellas. Somos los bajistas o los bateristas que estamos medio de fondo o de costado, pero igualmente tenemos voz”.

"Killer Queens", una de las historietas en las que letrea Gattoni, homenajea a viejas historietas de los ‘40 y ‘50. (Gentileza Lucas Gattoni)
«Killer Queens», una de las historietas en las que letrea Gattoni, homenajea a viejas historietas de los ‘40 y ‘50. (Gentileza Lucas Gattoni)

En sus redes Gattoni se hace llamar Lettering Bear, “el oso que rotula”, en función del enlace de su doble identidad. “Hice mi branding con una identidad gay que es la del oso, un submundo gordito, barbudo, distinto a la estética típica que se ve en los medios. No le escondo a nadie que soy gay, pero más allá de militarlo es parte de lo que soy, lo llevo como bandera pero no me define tanto”, sostiene.

“El mundo del cómic está permeado por toda esta diversidad -asegura-. Y al ser un medio con tanta potencialidad masiva es uno de los lugares donde más se junta representatividad. Hay también lesbianas, chicas trans. Es importante que quienes tengan acceso a estos medios se puedan ver representados no solo en personajes diversos sino también en creadores que lo son”.

“Es algo que me hubiera gustado tener de chico -confiesa-. Tengo la memoria de haber comprado a los 19, 20 años un cómic de Aqualad (versión joven de Aquaman), y en la parte de atrás había una carta de amor de uno de los creadores a su pareja de muchos años que había fallecido por complicaciones de HIV. Era una dedicatoria hermosa”.

Letras virtuales

Fue en la adolescencia que Gattoni empezó a coleccionar historietas, y cuando se formó en diseño gráfico entrevió la posibilidad de unir su oficio con el noveno arte. En los 2000 investigó que el letreado había pasado a hacerse casi por completo en forma digital, aunque todavía no estaban dadas las condiciones para la colaboración en red: escribió un par de mails a los Estados Unidos y la cosa quedó ahí.

Una década más tarde, en un verano con poco trabajo, se puso al día con las últimas herramientas y volvió a probar en un entorno cibernético ya asentado de tráfico de banda ancha, redes sociales y pagos virtuales. “Empecé en 2016, hice algunas viñetas de prueba, creé una página para mostrarlas y en dos días ya tenía laburo. Fue más fácil de lo que me imaginaba”, apunta.

Manejándose sobre todo en Twitter, Gattoni letreó numerosos cómics independientes a pedido (además de la mencionada labor en Ovni Press), llegando el año pasado a contactarse con editores estadounidenses.

Así surgió la posibilidad de rotular Killer Queens para Dark Horse, y ahora prepara un especial de la conocida revista Heavy Metal que saldrá en octubre.

Curado por los hermanos Boulet (un dúo drag queen que tiene su propio reality televisivo de estética mórbida en los Estados Unidos), el número cuenta con autores como Steve Orlando, guionista de personajes como Batman y Wonder Woman.

Gattoni, que se escribe con él a diario, espera algún día rotular a algunos de esos hitos de DC Comics.

“Empecé justamente con la expectativa de decir ‘mato por titular una historia de Superman, mi personaje favorito, con el que crecí. Soy más fan de DC que de Marvel, además que Marvel es más complicado porque ellos tienen un estudio que se encarga de la rotulación”, analiza

“Sin embargo disfruto muchísimo de poder colaborar con editores independientes y editoriales pequeñas, gente que tiene mucho amor por lo que hace. Eso se refleja en el cómic que sale, y es el mismo amor que yo le puedo poner. Me gusta hacer esto, entonces el objetivo está cumplido”, cierra.

Fuente: La Voz

También te podría gustar...