El Centro de Testeo de Nexo se renueva incorporando la nueva tecnología de testeo rápido para VIH.
Resultados disponibles en 20 minutos con entrevista de asesoramiento.

Atención focalizada en Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (GLTB).

Martes y jueves de 16:30 a 20 hs.
Sin turno previo - 2 horas de ayuno

Prevención

Eficacia de los condones

La eficacia de los condones en la prevención de las ETS y del VIH ha sido demostrada tanto por estudios epidemiológicos como los de laboratorio. La eficacia de los condones se comprueba con base a datos teóricos y empíricos sobre la transmisión de las diferentes ETS, las propiedades físicas de los condones y la protección o cobertura anatómica que proporcionan los condones.

Los estudios de laboratorio han demostrado que los condones de látex actúan como una barrera eficaz aun contra los microorganismos más pequeños de las ETS.

Los estudios epidemiológicos que comparan las tasas de infección por el VIH entre las personas que usan condones y las que no los usan durante las relaciones sexuales y que tienen una pareja sexual infectada por el VIH demuestran que el uso constante de los condones es altamente eficaz en la prevención del VIH. De igual manera, los estudios epidemiológicos han demostrado que el uso del condón reduce el riesgo de adquirir otras ETS. No obstante, el grado de protección exacto ha sido difícil de determinar debido a los numerosos retos en la metodología característicos del estudio de conductas privadas que no se pueden observar ni medir directamente.

Fundamentos empíricos y teóricos para la protección: Como es de preverse, los condones proporcionan diferentes niveles de protección según el tipo de ETS, esto dependerá de cómo se transmita la enfermedad o infección. Es posible que los condones para hombres no cubran todas las áreas infectadas o las áreas que se pueden infectar; por lo tanto, los condones proporcionarán una mayor protección contra las ETS que se transmiten solamente por las secreciones genitales (ETS como la gonorrea, la clamidia, la tricomoniasis y la infección por el VIH) que contra las infecciones que se transmiten principalmente mediante el contacto con la piel, las cuales podrían o no infectar las áreas cubiertas por el condón (ETS como el herpes genital, la infección por el virus del papiloma humano [VPH], la sífilis y el chancroide).

Enfermedades de transmisión sexual incluida la infección por el VIH

Infección por el VIH

  • Los condones de látex, cuando se usan de manera habitual y correcta, son muy eficaces para prevenir la transmisión del VIH, el virus que causa el sida.

Otras ETS y afecciones asociadas

  • El uso constante y correcto de los condones de látex reduce el riesgo de muchas ETS que se transmiten por las secreciones genitales (ETS como la clamidia, la gonorrea y la tricomoniasis).
  • El uso correcto y constante de los condones de látex reduce el riesgo de contraer enfermedades que producen úlceras genitales, como herpes genital, sífilis y chancroide, solamente si el área infectada o el área de posible exposición está protegida.
  • A su vez, el uso correcto y constante de los condones de látex puede reducir el riesgo de contraer el virus del papiloma humano (VPH) y las enfermedades asociadas al VPH (como las verrugas genitales y el cáncer del cuello uterino).

Uso correcto y constante de los condones

Para obtener la máxima protección de los condones, éstos se deben utilizar de manera correcta y constante.

La ineficacia de los condones en la protección contra la transmisión de las ETS o el VIH se debe más al uso inconstante e incorrecto de los condones que a la falla del producto.

  • El uso inconstante o la falta de uso de los condones puede conllevar a la transmisión de las ETS debido a que el contagio puede ocurrir en un solo acto de relación sexual con una pareja infectada.
  • El uso incorrecto reduce el efecto protector de los condones ya que puede contribuir a que el condón se rompa, se salga o que se derrame el semen. El error más común que se comete al usar los condones es no usarlos durante todo el acto sexual, es decir desde el principio (comienzo del contacto sexual) hasta el final (después de la eyaculación).

Cómo usar un condón de manera correcta y constante:

Fuentes

Carey, Lytle, & Cyr (1999). Implications of laboratory tests of condom integrity. Sex Transm Dis, 26(4): 216-20.
Lytle, Routson, Seaborn, Dixon, Bushar, & Cyr (1997). An in vitro evaluation of condoms as barriers to a small virus. Sex Transm Dis, 24(3):161-164
CDC (2006). Sexually Transmitted Diseases Treatment Guidelines, 2006. Morbidity and Mortality Weekly Report, 55(RR-11).
Steiner, Cates, & Warner (1999).  The real problem with male condoms is non-use.  Sex Transm Dis, 26(8): 459-62.
Warner, Stone, Macaluso, Buehler, & Austin (2006). Condom use and risk of gonorrhea and Chlamydia: A systematic review of design and measurement factors assessed in epidemiologic studies. Sex Transm Dis, 33(1): 36-51.
Weller & Davis (2001). Condom effectiveness in reducing heterosexual HIV transmission. Cochrane Database Syst Rev; 3:CD003255.

Usted está aquí: Inicio VIH-SIDA Prevención Eficacia de los condones
Nexo Asociación Civil
Avda. Callao 339 6 A y B
Ciudad de Buenos Aires
Argentina -0800 345 6396
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Lunes a viernes de 15:30 a 21